sábado, 13 de abril de 2013

TRES ASPECTOS PARA ESTRUCTURAR UN ENSAYO



TRES ASPECTOS PARA ESTRUCTURAR UN ENSAYO


La organización de todo trabajo intelectual depende del tema y del plano de ideas en el cual se realiza la investigación. Los escritos que tratan diferentes temas difieren conceptualmente entre sí, pero no formalmente. Un trabajo académico producto de una investigación se compone de tres partes: introducción, desarrollo o cuerpo del trabajo y conclusiones. Esta distribución obedece, en primer término a que la estructura del trabajo es una unidad y, en segundo a una necesidad lógica. La introducción, desarrollo o cuerpo del trabajo y conclusiones son los elementos integrantes de una configuración lógica, de una estructura. El ensayo como escrito académico no escapa a esta división.
A continuación se especifican los requisitos que deberá cumplir cada una de estas tres partes.



LA INTRODUCCIÓN
La finalidad de la introducción es el planteamiento claro y simple del tema que se va a  desarrollar, su importancia e implicaciones, y la presentación sintética de los diversos aspectos que componen el trabajo.
En este primer apartado se ubicará el tema dentro de un contexto mayor, señalando la intención del trabajo, sin límites, cualquier indicación sobre el material así como la manera que se ha creído conveniente abordarlo.
Al final de esta parte se expresará la tesis del ensayo. Ésta debe ser lo suficientemente concreta, controversial, real y con cierto grado de veracidad. “La tesis es la oración más importante del ensayo, establece el propósito, coloca el tono, controla el nivel de abstracción”. Por esto se requiere que sea enfática.
En la introducción hay que señalar el sentido de la investigación, pero de ningún modo anticipar ni el desarrollo ni las conclusiones.
Algunos de los errores que se deben evitar son los siguientes:




 

v  Afirmar que el tema elegido es interesante y complejo ya que es evidente que si el tema no lo fuera de algún modo no valdría la pena ocuparse de él.
v  Mencionar asuntos que no tengan relación con el tema.
v  Incluir datos históricos, que desvían el tema a sus antecedentes remotos, porque esto demora su descripción y análisis.
v  El uso excesivo de ejemplos.
v  Las seudo definiciones; es preferible dejar un concepto sin definir antes que incurrir en un verbalismo sin sentido.



EL DESARROLLO O CUERPO DEL TRABAJO

Consiste  en la presentación lógica, minuciosa y gradual de los fundamentos del tema que se aborda.
El desarrollo es, en esencia, la fundamentación lógica del trabajo de investigación literario, histórico, científico o filosófico, cuya finalidad es exponer y demostrar.
Formulada una tesis –un problema- se desarrollan ciertos argumentos, cuya justificación lógica se propone, y se llega a una conclusión. Por eso hemos dicho que el desarrollo es similar al utilizado en matemática: demostrar una tesis.
El desarrollo es por lo tanto la parte en la cual se justifica lógicamente la tesis, puede hacerse por diversas formas: la intuición intelectual, la dialéctica, la fenomenología o la deducción.
Dentro de este apartado se pueden considerar tres momentos: la explicación, la discusión y la demostración.
Este es un orden paradigmático, pero no necesariamente puede ocurrir así.
La explicación es el acto por el cual se hace explícito lo implícito. Claro lo obscuro. Simple lo complejo. El desarrollo de un tema comienza, pues, con su explicación. Explicar es desplegar el sentido de una noción, extenderla ante los “ojos del espíritu” o de la mente; en otros términos, es analizar para comprender.
Sin embargo no hay ninguna explicación completa; más aún, toda explicación está, de algún modo, abierta, porque es casi siempre parcial, condicional, aproximada, instrumental y heurística. Es parcial porque sólo son tomados en cuenta algunos de los factores que determinan un hecho, un fenómeno o una idea; es condicional porque toda explicación es válida en cierto plano y aplicable dentro de ciertas condiciones; es aproximada porque ni las medidas ni las cualidades consideradas son exactas; es instrumental desde que la explicación produce un resultado por el simple hecho de ser comunicada y, finalmente, es heurística porque es capaz de promover y orientar investigaciones ulteriores.
Para realizar una explicación se recurre frecuentemente a las definiciones. Por definición se entiende el procedimiento que permite especificar el significado  de un término, mediante un conjunto de palabras sinónimas que puedan sustituir al término definido.
Al elaborar una definición se formulan las condiciones necesarias para la aplicación de un término.

La definición está limitada por la denominada  paradoja de la conceptuación que consiste en lo siguiente: para formular una buena teoría se necesitan conceptos rigurosos, pero para alcanzarlos se necesita una buena teoría. Esto resulta evidente a poco que se piense en que al aumentar nuestro conocimiento de un tema, la concepción de dicho tema cambia paralelamente pero, a la vez,


cuando manejamos conceptos más precisos crece nuestro pensamiento.
La precisión conceptual se logra a través de un procesos aproximativo de definiciones sucesivas, esto permite una doble retroalimentación: el estudiante al enriquecer sus conceptos mejora sus teorías y viceversa.
La discusión es considerada como un momento dialéctico l cual consiste en examinar dos tesis opuestas con la finalidad de decidirse por alguna de estas opciones: rechazar una y aceptar la otra, en esta opción las proposiciones suelen ser contradictorias por lo tanto son incompatibles; rechazar ambas, ya que ambas pueden ser falsas, pero no verdaderas las dos; o bien decidirse por una solución complementaria (síntesis). No existe oposición entre las tesis, existe una relación de complemento que propicia la síntesis. Esta opción representa un esquema dialéctico, tesis, antítesis y síntesis.
La discusión se presenta cuando las tesis se excluyen por ser contradictorias. En este caso se debe analizar primeramente la tesis que se ha de rechazar (probada como falsa) y luego la que se adoptará (probada como verdadera). El orden de esta argumentación no es lógico sino psicológico, porque al hacerlo a la inversa, la mente humana tiende a aceptar lo que se le presenta en último término.
Desde un punto de vista lógico estricto, y siempre que valga la aplicación del principio (ley) del tercero excluido, basta destruir una tesis para pasar a su contradictoria: ese es el fundamento lógico de la demostración por el absurdo. Desde el punto de vista de la solidez de la argumentación, conviene extraer razones de la primera para la enunciación de la tesis final. Así, pues, la marcha del razonamiento sería:

a.       Examen de una tesis y análisis de los argumentos que la sostienen.
b.      Demostración de la falacia de esos argumentos.
c.       Necesidad de enunciar la tesis final  como consecuencia de la bancarrota de la primera

La demostración de una tesis, como ya se mencionó anteriormente, es el fundamento lógico del desarrollo, su esencia, su razón de ser.
En un ensayo académico como en cualquier tipo de trabajo de investigación, la esencia reside en el ejercicio   del razonamiento y esto viene a ser la deducción, por consiguiente la demostración es un caso particular de la deducción.
Se debe tener presente al elaborar el ensayo que la base de todo trabajo de investigación es una idea central; y aunque se manejen ideas secundarias no hay que perder de vista el objetivo del trabajo. Asimismo la naturaleza del tema no debe incidir en la estructura lógica de las argumentaciones; hay que recordar que todo trabajo de investigación es un ejercicio de lógica y se deben demostrar las ideas y opiniones con razones, no con verbalismos.
Finalmente se debe considerar que el investigador antes de estructurar el escrito se encuentra en un contexto de descubrimiento y al ir desarrollando su trabajo inicia el contexto de justificación. Esto implica que al elaborar las argumentaciones se debe observar si éstas han sido justificadas lógicamente. Esta sistematización lógica debe exponer en primer término las causas y los principios, posteriormente los efectos y las consecuencias.
Dicho de otra manera el ensayo como producto de un trabajo académico y de acuerdo con la problemática seleccionada por el estudiante puede incluir además de lo anterior:
v  La descripción de ciertos hechos o fenómenos.
v  La exposición de un tema. La exposición incluye descripción, narración y argumentación.
v  La expresión de opiniones personales.
v  El análisis reflexivo de lecturas.
v  Comentarios relacionados con los textos.
v  Comparación de elementos teóricos de algunos paradigmas, posiciones pedagógicas, psicológicas e ideológicas.

Sin embargo, existen algunos puntos que se deben evitar en la elaboración de este tipo de trabajos.:
v  Las ideas secundarias que propician la desviación del tema central.
v  El verbalismo que intenta persuadir con ideas sin fundamento.
 


LAS CONCLUSIONES
Las conclusiones al igual que la introducción y el desarrollo, posee una estructura propia. Esta parte debe presentar  características de una síntesis sobre la argumentación, las pruebas, los ejemplos, la exposición y los razonamientos expresados en las dos primeras partes del trabajo.
Otra de sus funciones consiste en relacionar las diversas partes de la argumentación, unir ideas desarrolladas, en este sentido se dice que las conclusiones son un regreso a la introducción, porque se cierra sobre el inicio, al expresare nuevamente la tesis manejada anteriormente.
Esta parte guarda una estrecha relación con la demostración de la tesis. Las conclusiones se deducen lógicamente de los razonamientos expuestos.
Para complementar, esta parte deberá entrever un planteo general sobre un futuro desarrollo de las ideas formuladas en las conclusiones. Todo lo anterior ofrece al lector la impresión de un escrito integrado y armónico.
Conviene aclarar que no es necesario encabezar las diferentes partes con los títulos de INTRODUCCIÓN, DESARROLLO, CONCLUSIONES, es suficiente con que cada parte cumpla con las características mencionadas.
Por último se mencionan algunas consideraciones que se deben tener en cuenta al estructurar un ensayo académico.
Si bien el ensayo se apoya en ideas ajenas, el conjunto de razonamientos y exposiciones deben ser un producto original.
El abordar un tema o problema exige su conocimiento amplio.
Las ideas que se utilicen deben tener una relación directa con el planteamiento o juicio a demostrar.
La disertación debe hacerse con naturalidad, precisión, coherencia y corrección.
La validez de las explicaciones y argumentaciones están consideradas en la inclusión de citas textuales y notas de pie de página, así como la bibliografía que se consulta.
video
Es necesario recordar, que además de lo anterior, la presentación formal requiere la portada del documento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada